7 oct. 2016

#VR y #Storytelling: 5 claves para narrar inmersivamente

http://www.corporate3design.com/uploads/social/immersive-storytelling-vr.png

Una de las cosas más difíciles a la hora de elaborar una narrativa en Realidad Virtual inmersiva es el hecho de que el espectador pasa de ver pasivamente el desarrollo de una narración desde un “marco” externo, a experimentarla activamente en 360 grados y con sensación de presencialidad plena. Esta nueva perspectiva tiene el potencial de hacer que las historias narradas sean realmente envolventes pero, a su vez, no es tarea fácil diseñar dichas historias en base a este forma de experiencia. Vamos a intentar perfilar 5 claves que nos pueden ayudar en este desempeño:


Clave 1: Usar el espacio con prudencia


http://uploadvr.com/wp-content/uploads/2016/07/vr-storytelling-shutterstock.jpg
Un diferenciador clave es el uso inteligente del espacio y el uso de las convenciones y señales del mundo real para ayudar al espectador a orientarse en la historia. En lugar de que éste deba mirar constantemente a su alrededor y de manera aturdida, la narrativa debe construirse intentando conducir y guiar, de entre las posibles opciones, hacia aquellas acciones que debería tomar el espectador a la hora de vivir la historia que está experimentando. Debemos considerar pues el espacio como un elemento clave de la narrativa. Para ello, podemos formularnos algunas preguntas iniciales como: ¿Puede cambiar o variar la historia dependiendo del lugar desde el que el espectador la ve? ¿En qué momentos? ¿Cómo podemos solicitarle, en determinadas secuencias, que interactúe con los elementos específicos que son importantes para la trama? ¿Cómo podemos guiarle a través del tiempo y del espacio usando un formato no lineal? Estos planteamientos nos ayudarán a lidiar con posibles conflictos posteriores, vinculados a la experiencia de usuario, a la hora de desarrollar y diseñar nuestras historias VR, sin sacrificar su claridad y significado en los resultados.


Clave 2: En ocasiones, menos es más

http://www.roadtovr.com
La VR tiene el potencial de apoyar narrativas increíblemente complejas que se adaptan a las interacciones, también complejas, de visualización por parte del usuario. Pero las historias simples, con una participación un tanto más limitada por parte del espectador, también pueden llegar a ser muy poderosas a través de este nuevo medio comunicativo. Si nos estamos iniciando en este tipo de creaciones inmersivas, el plantearnos un guion inicial simple puede ayudarnos a desarrollar de manera más efectiva narrativas que, a pesar de su simplicidad, reinventen por completo la manera en la que hasta ahora se han contado las historias en otros formatos tradicionales. Querer complicar la trama y/o las opciones disponibles para la acción puede ser, en muchas ocasiones, hasta incluso contraproducente.


Clave 3: Orientar sutilmente al espectador

http://photos2.meetupstatic.com/photos/event/1/b/d/f/600_450007135.jpeg
Relacionado con los dos puntos anteriores, el uso de señales externas, tales como flechas, líneas clave, puntos calientes o iconos…, para mostrar al espectador dónde debe “buscar”, aunque es un recurso válido y en muchas ocasiones eficiente, a veces puede conllevar a “encorsetar” demasiado la narración o incluso aportar distracción para el usuario. Por lo tanto, deberemos tener muy estudiada previamente la inclusión de dichos elementos, su formato y cantidad (en cada secuencia). Por otro lado, la perfecta integración de las señales de audio y de tipo visual más sutiles, pueden ser una manera mucho más poderosa a la hora de establecer esta guía de acompañamiento para el espectador. Dichas señales pueden también utilizarse como recurso para suavizar las transiciones entre escenas, ya que resulta una buena técnica, sobre todo en momentos en los que no se puede controlar hacia dónde está mirando quién está inmerso en la experiencia, como es el caso. Encontrar el equilibrio adecuado entre autonomía y orientación del espectador es uno de los aspectos que distinguirán un contenido narrativo excepcional de uno caótico o, por el contrario demasiado guiado y rígido. Las reglas al respecto aún se están definiendo, pero como en cualquier otra interfaz de usuario, cuanto más invisible sea la mecánica que hay detrás, mejor será la experiencia para quién la realiza.  


Clave 4: Invitar al cambio de prisma

http://www.storybench.org/wp-content/uploads/2015/02/pena-1440x810.jpg
Resulta una interesante técnica también el invitar al espectador a experimentar la narración a través de “nuevos ojos”, ya sea en el caso de estar explicando una historia de ficción desde múltiples perspectivas, o bien compartiendo recuerdos reales de personas que han pasado por una determinada experiencia y que permiten al espectador “ver” a través de los ojos de dicha persona. La VR permite que el espectador pueda identificarse con la situación de su narrador mediante la experimentación en primera persona, por lo que también deberemos establecer la perspectiva de nuestra historia inmersiva en cuanto al nivel de empatía que pretendamos conseguir: ¿El espectador será el protagonista? ¿El antagonista? ¿Un personaje secundario? ¿Sólo observa o decide libremente? ¿Cuántos personajes intervendrán? ¿De qué manera afectarán cada uno de ellos a la historia y a la experienca? Nuestras respuestas a estas preguntas darán forma a la arquitectura de nuestra narración alrededor del usuario y a las experiencias que facilitamos a éste en primera persona.   


Clave 5: Valorar opciones de refuerzo emocional

http://www.digitalartsonline.co.uk/cmsdata/features/3627018/opener.jpg
En narraciones VR, la configuración de aspectos como el refuerzo del estado de ánimo, la emoción y la curva de interés narrativo a lo largo de la historia… son aspectos que de alguna manera se amplían, ya que este tipo de experiencias permiten ir más allá de un simple marco rectangular desde el que se observa, sumergiendo al espectador en visión 360 con sensación de presencialidad. Ello nos aporta mayores posibilidades y libertad creativa, pero a la vez que requiere más planificación estratégica y mucha experimentación previa para asegurar los resultados esperados que pretendemos. A la hora de considerar los escenarios inmersivos de nuestra historia es importante “mapear” todos los componentes que rodearán al espectador y pensar cómo influirán éstos en él, qué respuesta emocional pueden jugar en esta trama de sentimientos que pretendemos evocar en cada momento y cómo afectarán al conjunto de la obra inmersiva.  


Alicia Cañellas

All VR Education


Adaptación de la fuente: